La Orden Mística Senussi: Un Movimiento Transformador en la Historia de Libia

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:General
En este momento estás viendo La Orden Mística Senussi: Un Movimiento Transformador en la Historia de Libia
Idris I de Libia (1890-1983)

La Orden Mística Senussi: Guardianes de la Identidad y la Libertad de Libia

Introducción

En este artículo vamos a hablar de los Senusíes , una orden sufí o mística fundada por el jeque Muhammad ibn Ali al-Sanusi en el siglo XIX, que tuvo una gran influencia en la historia de Libia y el norte de África. La orden Senusí se caracterizó por su rigor doctrinal, su organización jerárquica, su expansión geográfica y su papel político y social. Veremos cómo  esta  orden Senusí estableció una red de zawiyas o centros religiosos y educativos, que sirvieron como faros  de resistencia contra el colonialismo, de mediación entre las tribus y de construcción de una identidad nacional libia que conocemos hoy en día.

 Origen y expansión de la orden Sanusí.

El fundador de la orden Sanusí fue Sayyid Muhammad ibn Ali as-Senussi, también conocido como el Gran Sanusí o el Mahdi Sanusí.

Nació en 1791 en Mostaganem, una ciudad costera de Argelia, en el seno de una familia descendiente del profeta Muhammad. Desde joven, mostró un gran interés por el estudio de las ciencias religiosas, especialmente el Corán, la jurisprudencia y el sufismo. Viajó por varios países, como Marruecos, Túnez, Egipto y Arabia, donde se formó con diversos maestros y se afilió a varias órdenes sufíes, como la Qadiriyya, la Shadhiliyya y la Khalwatiyya.

“En aquella época no había fronteras, las fronteras actuales aparecieron con   la partición del imperio otomano tras la Primera Guerra Mundial, que se estableció las fronteras actuales de muchos países árabes bajo el control de las potencias europeas.

Muhammad ibn Ali as-Senussi (1787-1859)
Muhammad ibn Ali as-Senussi (1787-1859), fundador de la Tariqah de Sanussi.

 

En 1837, se estableció en La Meca, el lugar más sagrado del islam, donde fundó su propia orden sufí, basada en una interpretación rigurosa y puritana del islam.

La orden recibió el nombre de Sanusí, derivado del apellido de su fundador. La orden  se caracterizó por su rechazo a las innovaciones religiosas (bid’a) y a las prácticas supersticiosas o idolátricas, como el culto a los santos, las tumbas o los amuletos. Asimismo, la orden Sanusí se distinguió por su beligerancia hacia el colonialismo.

La orden Sanusí tenía como objetivo la reforma y  purgación de la cultura islámica las innovaciones religiosas (bid’a)

Los senusíes, como miembros de esta orden sufí, se comprometieron no solo con la práctica espiritual, sino también con una visión social y política clara. Su misión era despertar el pueblo de su letargo, liberarlo del colonialismo que oprimía a la región, y su enfoque no solo se centraba en la purgación   espiritual, sino también en la liberación social y política del pueblo libio.

Las Zawiyas como Centros de Mediación y Resolución de Conflictos

En un contexto de pobreza, marginación y opresión atroz por parte del Imperio Otomano, los sanusíes encontraron en Cirenaica el lugar perfecto para instaurar su misión. Aquí, donde la población carecía de educación y sufría bajo la tiranía de los otomanos y europeos, los sanusíes erigieron zauías, centros espirituales y educativos donde se enseñaba la doctrina reformista y tolerante  y se impartían conocimientos básicos, como lectura, escritura, jurisdicción y leyes islámicos, además de formación profesional   y habilidades prácticas como agricultura, construcción, confección.

“Estableció una red impresionante de más de 120 zawiyas en toda Libia y más allá. Estas zawiyas no solo eran centros religiosos, sino también centros académicos que albergaban bibliotecas con miles de volúmenes de diversas disciplinas. La Zawiya de Al Yagbub, en particular, se destacó como uno de los centros académicos más grandes del norte de África en su época.”

 

Estas zauías no solo eran lugares de aprendizaje, sino también de refugio y justicia, donde se establecían normas de convivencia y se promovía la seguridad en las rutas comerciales. El comercio floreció bajo la protección sanusí, y la economía local comenzó a prosperar, además de la paz social.

Al-Jaghboub oasis in 1930

“Richard Evans, en su libro «The Senusians in Cyrenaica», resalta el papel institucional de las zawiyas como no solo escuelas religiosas, sino también como estaciones de caravanas, centros sociales, albergues y tribunales para la resolución de conflictos. La mediación de los sanusíes se basaba en la justificación religiosa para motivar a las partes en conflicto a buscar la paz y la reconciliación”

 

La orden Sanusí no solo se dedicó a la resolución de conflictos, sino que también jugó un papel crucial en la construcción de la identidad nacional libia. Su capacidad para unificar a las tribus detrás de una causa común allanó el camino para la idea de una nación unificada, superando las divisiones tribales estrechas y sentando las bases para un Estado libio independiente bajo el liderazgo del rey Idris Al-Senussi.

Idris Al-Sanusi fundador de la Libia moderna

“Los Sanusíes desempeñaron un papel fundamental en la resistencia contra los colonialistas italianos en Cirenaica. Además de su resistencia militar, los sanusíes también contribuyeron a la estabilidad y reconciliación entre tribus, la celebración de tratados de paz y la promoción de la cultura de la paz en toda la región.”

La Resistencia Sanusí: Defendiendo la Soberanía y la Identidad Nacional

Sin embargo, el verdadero desafío para los sanusíes llegó con la invasión europea a principios del siglo XX. La resistencia marcial se convirtió en una parte fundamental de su lucha, y liderados por un discípulo de orden Sanusi como Omar Mukhtar y el nieto del fundador Idris Al-Sanusi, enfrentaron audazmente a los invasores italianos.

Omar al-Mukhtar-casalibia
Omar Al Mujtar fue el líder de La resistencia libia contra la invasión italiana.

«No nos rendimos, ganamos o morimos» Omar Mukhtar

la resistencia libia contra la invasión italiana, que comenzó en 1911. La orden Senusí organizó a los combatientes locales en Cirenaica , que se enfrentaron a los italianos en varias batallas, como la de Tobruk en 1911, la de Sidi Barrani en 1915 y la de Al Agheila en 1916. La cofradía logró mantener el control de gran parte de Cirenaica, y fundó el octavo Emirato de Cirenaica, un Estado árabe, en 1918.

AGLILA Un campo de concentración.

Según algunas fuentes, la cifra de libios que murieron en los campos de concentración italianos en Cirenaica podría superar los 150.000. Estos campos fueron establecidos por las autoridades coloniales italianas entre 1929 y 1934, como parte de una campaña de represión contra la resistencia armada de  la resistencia de los  libios liderados por Omar Mukhtar. Los prisioneros fueron sometidos a condiciones inhumanas, maltratos, trabajos forzados y enfermedades como la gripe española12. Algunos de los campos más conocidos fueron Suluq, El Magrun, Abyar y El Agheila.

La orden Sanusí continuó la resistencia contra los italianos en la década de 1920 y 1930, bajo el liderazgo de Omar al-Mukhtar, un destacado miembro de la orden y un héroe nacional libio. Omar al-Mukhtar dirigió una guerra de guerrillas contra los italianos, que emplearon una brutal represión contra los civiles libios e instauraron campo de exterminación de los libios habitantes de Cirenaica. Omar al-Mukhtar fue capturado y ejecutado por los italianos en 1931, pero su legado inspiró a las generaciones posteriores de libios.

Idris Al-Sanusi fundador de la Libia moderna

El papel de Idris Al-Sanusi fue crucial en este proceso. Como líder político, negoció la independencia de Libia en un momento de gran convulsión política mundial, y su liderazgo no solo aseguró la liberación de su pueblo libio, sino que también sentó las bases para la formación y fundación de Libia como un estado soberano .

“Idris Al-Sanusi emergió como un líder político astuto y negociador habilidoso. Su papel fue fundamental en la declaración de independencia de Libia en 1951, estableciendo así el Reino de Libia como la primera colonia africana en lograr su libertad”.

Idris I de Libia (1890-1983)
Idris I de Libia (1890-1983)

La independencia de Libia en 1951 marcó un hito en la historia del continente africano y contribuyó al inicio de las luchas por la descolonización en toda África. Bajo el reinado de Idris I, Libia se convirtió en una monarquía constitucional, y la influencia de los senusíes persistió en la sociedad libia, con una considerable parte de la población afiliada a sus congregaciones.

La Construcción de la Identidad Nacional Libia: Un Proceso Guiado por los Principios Sanusíes

la orden mística Senussi no solo fue un movimiento espiritual, sino también un agente de cambio social y político que dejó una huella indeleble en la historia de Libia y del continente africano en su conjunto. Su legado perdura en la memoria colectiva de un pueblo que luchó por su libertad y encontró en la unidad y la resistencia la fuerza para alcanzarla.

La cultura de Libia  es diversa y rica , generalmente es similar a la de los otros países del Magreb vecinos. Los libios se consideran parte de una comunidad árabe e islámica  amplia.

Fuentes:

  1.  Vandewalle, Dirk (2012). A history of modern Libya. England: Cambridge University Press. p. 15
  2.  E. E Evans-Pritchard (1949). The sanusi of cyrenaica. England: University Press Oxford. p. 1. .